Los ingresos fiscales y de las tasas tienen una gran importancia en un municipio porque determinan el  dinero del que dispondrá dicho Ayuntamiento para llevar a cabo sus  proyectos y ofrecer servicios básicos a la ciudadanía.

La actual ordenanza fiscal para el 2019 ha sido aprobada por el  acuerdo entre PP y Cs, quienes la defienden diciendo que «el dinero  está mejor en los bolsillos de los palentinos» y con ello demuestran una falta de ideas políticas y de iniciativas para mejorar la ciudad, ya que con esta dinámica no se podrán efectuar nuevos proyectos para Palencia. Si no se invierte más dinero municipal nuestra ciudad está  condenada a la inanición, necesitamos recursos económicos para que Palencia sea más justa económica, social y ecológicamente. Necesitamos políticas que garanticen la igualdad entre hombres y mujeres y que se distribuye la riqueza por medio de los ingresos y los gastos.

¿Cómo se va a financiar lo común sin ingresos de todas las personas, en función de las rentas y propiedades de cada cual? llamamos a la responsabilidad de la ciudadanía palentina, a la solidaridad de quienes en esta ciudad vivimos, para acabar con estas políticas que favorecen a unos pocos y perjudican a la mayoría, que también perjudican al mantenimiento de lo que es de  todos y todas.

Con las nuevas ordenanzas fiscales, a mucha gente de nuestra ciudad el Ayuntamiento no le va a devolver prácticamente nada  porque los beneficiarios de las bajadas de recaudación serán precisamente las entidades bancarias y empresariales que menos  lo necesitan, que van a dejar de pagar miles de euros a las arcas  municipales.

Por otro lado, lo que no nos dicen PP y Ciudadanos es cuánto se devuelve a cada bolsillo: las personas físicas recibirán entre 3 y 8 €  mientras que las grandes compañías y bolsillos poderosos recibirán algunos miles de euros. Es decir, es algo totalmente desproporcionado y se debe a que la propuesta de ordenanzas fiscales aplica los descensos de forma lineal sin contemplar ingresos de cada cual, por lo que beneficia mucho más a las grandes empresas que a las personas  individuales.

A Ganemos nos preocupa esta falta de redistribución de la riqueza, especialmente a clases medias, cada vez  con menor poder adquisitivo y a quienes menos tienen. Destacar en este  sentido que a las personas en la pobreza se las está atendiendo desde   servicios sociales, sin hacer el debate económico pertinente.

– Ganemos Palencia tiene una línea roja: que el Ayuntamiento de Palencia no pierda más ingresos. Con voluntad por parte del equipo de gobierno, se podría aplicar la reducción del  3% del IBI únicamente a los propietarios de menos de 10 viviendas, no a los grandes propietarios y tenedores de más de 10 inmuebles donde se incluyen los bancos y macro empresas, cuyos ingresos no repercuten ni se invierten en Palencia. Las bonificaciones en impuestos siempre se deben ligar a los ingresos. No vale el «café para todos» porque no es equiparable un pequeño comercio o un propietario  de varios inmuebles, a grandes tenedores como son entidades bancarias. En estos casos se podría subir el IBI para cuadrar los ingresos o incluso incrementarlos. La ley lo permite pero PP y ciudadanos no  quieren.

– Por otro lado, habrá unos 700.000 € menos de ingresos por licencias urbanísticas, rótulos y por una reducción de  400.000 € del IBI y 150.000 € en el ICIO al imponerse el tipo mínimo que la ley permite. Consideramos que no hay justificación para reducir tanto este impuesto, en otras ciudades de Castilla y León es muy superior y no ha supuesto un freno a la construcción. Llevamos varios años así y nos preocupa cómo va a repercutir por ello solicitamos que se concreten qué cosas van a dejar de hacerse como consecuencia de la reducción de ingresos. Queremos saber qué servicios se reducirán con esta disminución de ingresos, con este casi millón de euros de menos que se van a dejar de recaudar.

En  resumidas cuentas, estas ordenanzas fiscales son producto de un pacto entre PP y Cs, dos partidos políticos que benefician a bancos y macro empresas pero no  tienen en cuenta el principio constitucional “el que tiene más, debería aportar más a las arcas” No escuchan a la sociedad puesto que no ha habido participación  ciudadana ni de otros grupos políticos en dichas ordenanzas. La realidad es que se ha reducido a una cuarta parte la inversión por habitante en apenas unos años y la gente lo percibe, se da cuenta del abandono en los barrios.

¿De qué vale el dinero municipal ingresado en el banco cuando la ciudad está cayéndose a trozos?

Frente a esto, Ganemos se compromete en 2020 a hacer una propuesta de fiscalidad progresiva, revisando globalmente todas las modificaciones de estos 8 años del PP (pero especialmente de los últimos cuatro en los que ha sido muy agresivo con las arcas municipales) introduciendo criterios de suficiencia  financiera que garanticen una carta de servicios municipales con unos  mínimos de calidad, así como una progresividad en el reparto social de las cargas. Queremos mejorar el servicio de ayuda a domicilio, queremos que el Ayuntamiento deje de precarizar las plantillas de empresas dependientes de ingresos municipales, defendemos lo público y unas políticas de mejor trato de lo ambiental. Sin ingresos no va a haber  servicios públicos en la ciudad y este no es el modelo constitucional  que tanto dicen defender PP y Cs. Recordemos que en el artículo 31 de la Constitución se dice «todos contribuirán al sostenimiento de los gastos públicos de acuerdo con su capacidad económica mediante un sistema tributario justo inspirado en los principios de igualdad y progresividad que en ningún caso tendrá alcance confiscatorio».

 

 

 

 

X