Se modifica el PGOU para adquirir la Alcoholera por parte del Ayuntamiento mediante transferencias de los aprovechamientos lucrativos, entendemos que, para su conversión en centro social, aunque no se especifica. Estas transferencias (llamadas «reubicaciones» o «traslados») se hacen en una parcela propiedad de la Junta de Castilla y León cuyo uso dotacional podría ser sanitario mediante una Modificación del PGOU.

Es decir , la pretensión es denominar “equipamiento público” la Alcoholera  eliminando el bloque frontal y trasladando su edificabilidad y las cargas hipotecarias a un bloque en L a pocos metros, donde inicialmente estaba previsto construir un centro de salud. Quedaría una potencial vivienda de 6 plantas donde iría incluida dicha edificabilidad, ubicada en un solar privado. Pero se pierde la parcela destinada a construir un centro de salud y se sustituye por otra parcela inadecuada y con peores características.

– Para Ganemos, el nuevo solar destinado a centro de salud no es adecuado. Según el equipo de gobierno, el terreno situado entre LA Avenida de Brasilia y la Calle Méjico, con una SUPERFICIE aproximada de 1.720 m2 no es el lugar procedente a pesar de ser el consignado por la Junta de Castilla y León para este fin. El nuevo solar que se pretende asignar, tiene prácticamente la mitad de extensión, y difícil accesibilidad desde los viales principales, por estar ubicado en el centro del barrio, en el parque principal junto al parque de la Marina Española y junto a la calle Padilla.

El nuevo solar para futuro centro de salud es inapropiado por el reducido tamaño (casi la mitad), teniendo en cuenta que el mínimo de la Junta de Castilla y León para nuevos centros de salud son 2.500 metros cuadrados efectivos, superficie que no alcanza dicho solar. Además de tener un acceso complicado por calles estrechas de difícil circulación en caso de urgencias y de tener que transitar con ambulancias u otros vehículos de emergencias. Consideramos que se debe mantener la parcela inicial entre la Avenida de Brasilia y la Calle Méjico para el centro asistencial, calificándolo como “equipamiento público”, lo que admitiría una edificabilidad para centro de salud de 2.580 m2

– En cuanto a algunas zonas verdes que son obsoletas y poco transitadas, se modifican pero es importante que el coeficiente se mantenga, sin reducciones.

– Otra preocupación es que las vías de coexistencia puedan acabar siendo vías de tráfico abiertas a todo tipo de vehículos. El riesgo de que las vías de coexistencia terminen por ser acceso a tráfico rodado generalizado es algo que desde la Asociación de Vecinos del barrio han solicitado explícitamente que se evite por todos los medios, como también ha manifestado dicha Asociación en sus alegaciones centradas en el tráfico, ya que expresan estar en contra de abrir a vehículos la unión de la Avenida de Buenos Aires con las calles Caracas y Managua porque se permitiría el acceso a coches a nuevas zonas donde ahora no hay tráfico.

 

 

 

X