La Confederación Hidrográfica del Duero no autorizó la tala masiva matarrasa en la ribera del Carrión, sólo una entresaca de tapones y ejemplares muertos.

Después de estudiar toda la documentación obtenida tanto del Ayuntamiento como de la Junta de Castilla y León y de la Confederación Hidrográfica del Duero, Ganemos Palencia, con informes independientes en la mano, concluimos que las talas en la ribera del río Carrión y en el Monte el Viejo no tienen base técnica para poder sostenerse y justificarse y nos oponemos de plano a dichas talas.

Sería mucho más recomendable realizar un estudio serio y con rigor que permitiera seleccionar los ejemplares, pero el Ayuntamiento prefiere talar de forma masiva y sin sentido porque es mucho más barato, acabando con todo el sotobosque.

El Ayuntamiento de Palencia se acogió a una simple declaración responsable para realizar la tala firmada por el concejal de Urbanismo Luis Fernández Vallejo. Esta declaración en ningún momento hablaba de tala masiva sólo de retirada de árboles peligrosos. Esta declaración que fue enviada a la Confederación Hidrográfica del Duero, institución que ha respondido a Ganemos Palencia indicando que las actuaciones realizadas no se corresponden con las indicadas en la declaración responsable.

El tratamiento de los árboles de la ciudad en general es penoso y bien merecerían un mantenimiento de cuidado o de poda basado en estudios firmes y rigurosos. Como muestra de esta falta de rigor, hace diez días cayó un árbol en las cercanías del Puente Mayor, zona tratada en la tala entre dicho puente y el de Sandoval en noviembre de 2020.

Ribera del Carrión

Con la excusa de retirar cinco tapones en el río, se talaron 140 chopos en el río. En ninguno de los apartados de la memoria valorada o del informe final de la tala, realizada mediante un contrato menor por la empresa Tragsa, se explican las causas de la tala matarrasa, es decir, de la tala de la mayor parte de la flora arbórea de la ribera. Es más, de los 140 chopos talados, en ningún caso se explica que exista riesgo que justifique la tala. Se adopta una medida preventiva que es la de apear los árboles “muy inclinados, enfermos o muy defectuosos”, sin haber realizado un informe pericial de cada uno de ellos, como sería preceptivo si se acata lo que señala el artículo 154 del vigente PGOU de 2008.

No se conoce estudio alguno por el que el Ayuntamiento, a través de sus servicios técnicos, que haya acreditado una mayor degradación del tramo de ribera urbana a su paso por la ciudad. Se trata de un cauce natural con su propio ecosistema de flora y fauna que ha sido aniquilado. Y ahora pretenden seguir “limpiando” en el cauce entre Puentecillas y Maristas por un valor de 250.000 euros.

Por si fuera poco, el Ayuntamiento se valió de una mera declaración responsable que envió a la Confederación Hidrográfica del Duero, institución que en ningún caso autorizó la tala masiva del arbolado y además ni Ayuntamiento ni la Confederación informaron a la comisión territorial de Medioambiente y Urbanismo de la Junta de Castilla y León del proyecto que finalmente realizaron.

Además, no se corresponde con la realidad el hecho de querer crear más caminos o rutas ciclables ya que los caminos ya existen y hay otras prioridades respecto a los carriles bici de la ciudad, como unir o mantener los carriles ya existentes.

Por último, no podemos olvidar que la limpieza en la ribera del río fue una exigencia del grupo Vox para contar con el voto de este grupo y aprobar el presupuesto de 2020.

Monte el Viejo

Nos encontramos ante un caso parecido de falta de respeto por la naturaleza urbana en el caso de la tala del Monte el Viejo. Sabido es que el Plan Especial del Monte desde los años 70 y 80 aconseja realizar amplias franjas de seguridad pero es una práctica ya agotada según los expertos consultados, que nos indican en lugar de talar sin criterio, deberían haberse seleccionado los ejemplares.

Por otro lado, la Junta de Castilla y León explica en un informe remitido a Ganemos Palencia que la venta de la madera valorada en 7.500 euros servirá para costear parte del proyecto. En Ganemos Palencia opinamos que el rendimiento obtenido de la madera  es demasiado pequeño como para justificar el coste de una tala de tal magnitud.                                                                  

Asimismo, los usos recreativos del Monte han cambiado, pues el Monte ya no resulta de tanto atractivo para la ciudadanía, está abandonado. De hecho, ante la intención de concejal de Urbanismo de revisar el Plan de Usos del Monte, estaremos muy atentos.

Destino de la madera

Además, no existe información plausible de a quién o quiénes ha correspondido el aprovechamiento de la madera en estos dos casos. No se detalla en ningún punto de los informes qué empresa se ha beneficiado del aprovechamiento de la madera, cuando se trata de un bien comunal en el caso del Monte, a pesar de que el Ayuntamiento no realiza reparto comunal de leña desde 2016 y todo por ahorrarse organizar el reparto.

 

 

 

 

X