El jueves 26 de julio nos enteramos por la prensa que Renault finalmente no eliminará el turno de noche en la factoría de Valladolid, alegando que las previsiones de producción que tenían inicialmente, habían variado.

Como ya denunció el sindicato CGT en los medios, en el Pleno del Ayuntamiento de Palencia del pasado 19 de julio e incluso ante las Cortes de CyL, las previsiones de fabricación eran totalmente erróneas y era necesario mantener el tercer turno puesto que se estaban ampliando los otros dos, y haciendo horas de la bolsa de trabajo para los sábados, por el exceso de carga laboral.

Seguramente además de las buenas ventas del modelo Captur y del «trabajo continuo» de Renault, también ha influido en el cambio de decisión por parte de la empresa, la movilización de los y las trabajadoras mediante huelgas convocadas por CGT, además del eco que han encontrado en los medios de comunicación que han dado voz a las personas afectadas (más allá de las proclamas resignadas de algunos políticos) y también en la ciudadanía, que se ha solidarizado con el futuro incierto que le esperaba a miles de familias en caso de haber eliminado el turno de noche. Parece que la gente está harta de mentiras, de ver cómo se encumbra a empresas y multinacionales que viven de subvenciones públicas y que sin embargo esas inversiones millonarias no reviertan en la región, creando empleo de calidad que evite el éxodo constante de jóvenes, sino todo lo contrario.

Para Ganemos la sensación es agridulce, nos alegramos muchísimo por Valladolid pero en Palencia no ha habido tanta suerte. Renault ha hecho desaparecer el turno de noche de un plumazo, por lo que CGT mantiene la huelga y anima a la plantilla de nuestra ciudad a que continúen con la lucha. La movilización consigue cambios pero hay que llevarla a cabo y eso sí, contarán con todo nuestro apoyo, como ya hicimos reuniéndonos con los delegados sindicales y presentando esta moción, para ver la moción pulse aquí.

 

 

 

 

 

 

 

X