El derecho a la vivienda recogido en la Constitución está de actualidad por la noticia de la vergonzosa marcha atrás en las tres sentencias del Tribunal Supremo sobre el pago de los impuestos a las hipotecas. En este sentido, Ganemos apoya todas las movilizaciones de denuncia y considera lamentable revisar una doctrina consolidada en una sentencia previa. De nuevo serán los clientes quienes hagan frente al Impuesto de Actos Jurídicos Documentados (AJD) y no las entidades bancarias. Queda claro de que lado se posiciona la justicia con total descaro. Y es que, La Banca siempre gana.

A nivel más local, destacar la noticia del diario palentino del pasado domingo informando de que en la provincia de Palencia hay 16.725 viviendas desocupadas, según los datos del Instituto Nacional de Estadística, lo que supone el 15 por ciento del total de las censadas. En toda Castilla y León pueden ascender a unas 240.000 las viviendas vacías, según datos de Stop desahucios de Valladolid.

Ganemos presentará una moción en el Pleno de noviembre relacionada con esta problemática arriba expuesta, para generar debate en torno a la decisión judicial e instando al Gobierno Central a que impulse la creación de una banca pública paralizando la venta de Bankia para dirigir la gestión de los ahorros depositados en esta banca pública a la atención de las necesidades sociales, el desarrollo de unos servicios públicos de calidad y suficientes, y la erradicación del desempleo. Una banca pública junto con la no privatizacion de Bankia, impediría este chantaje que hace la banca privada. Además dicha entidad pública sería imprescindible para desarrollar una política industrial coherente, que favorezca a las pymes, facilite el acceso a la vivienda y ponga en marcha un nuevo modelo de desarrollo que reduzca el paro y sea sostenible económica y ecológicamente. España es uno de los pocos países de nuestro entorno que no cuenta con una banca pública. En Alemania, la cuota de mercado de la banca pública llega a alcanzar el 24% y ha demostrado su solvencia.

Por otro lado, Ganemos ha propuesto en diversas ocasiones gravar los inmuebles vacíos con un 50% más de IBI. Es un plan que aumentaría la oferta de inmuebles para alquiler y provocaría una reducción de los precios de las rentas, pero PP y Cs se opusieron y siguen haciéndolo. Para estas formaciones políticas, no existe un problema de vivienda en nuestra ciudad cuando lo cierto es todo lo contrario: muchas familias no pueden acceder a los precios del mercado libre del alquiler (la media está en 450 €, inasequible para quienes cobran poco más de 500 € de renta garantizada) y otras muchas a pesar de tener poder adquisitivo, por sus condicionantes étnicos o por ser de origen extranjero, no consiguen que se les arriende ningún piso. Si ese potencial de viviendas vacías se pusiera en el mercado, se aumentaría la oferta equilibrándose con la demanda y consiguiéndose una bajada de precios muy necesaria. O vital.

Además para facilitar las cosas, Ganemos también plantea la creación de una «oficina municipal de vivienda» tal y como existe en diversas ciudades, que mediara entre propietarios y arrendatarios, de modo que muchas personas perdieran el miedo a poner su piso en alquiler.

 

 

 

X