Los debates sobre el estado de la ciudad se realizan, desde hace varios años, en ayuntamientos como el de Zaragoza, Castellón, Valencia, Leganés, Valladolid o Logroño, por poner unos pocos ejemplos. Se trata de algo a lo que estamos acostumbrados en otros ámbitos como el de la Comunidad o el de la Nación y que consideramos que sería positivo explorar en Palencia.

Por ello presentamos una moción para su celebración en noviembre de 2016 en la que PP y Ciudadanos votaron en contra a pesar de ser uno de los compromisos del acuerdo de investidura entre ambos para que Polanco siguiera gobernando en Palencia.

 

Es complicado para el partido popular gobernar en minoría y los grupos de la oposición estamos acostumbrados a que no respete lo que promete, incumplió el acuerdo con el PSOE para sacar adelante los presupuestos del 2016 y ha hecho lo propio con Ciudadanos en 2017, tal vez porque asume los acuerdos para no perder las votaciones, sin la voluntad política de llevarlos a cabo.

La idea de Ganemos Palencia era que el Alcalde diera cuenta de lo realizado por parte del equipo de gobierno a lo largo del último año y expusiera las propuestas programáticas para el siguiente año, que intervinieran diversos colectivos y personas a título individual para no restringirlo exclusivamente a los grupos municipales o a las portavocías y que fueran las intervenciones de aquellas personas que no están habituadas al Pleno de la corporación quienes transmitieran la visión de los problemas que consideran que tiene la ciudad y cómo enfrentarnos a los retos futuros.

El objetivo estratégico de concienciar a la población para analizar y transformar el estado de nuestra ciudad para que tenga futuro, no es exclusivo de la política institucional sino que necesita muchas complicidades para salir adelante.

 

Entendemos que nuestras propuestas no serán posibles porque existe una visión democrática representativa limitada a participar votando cada cuatro años y todavía no se asume la política que parte de lo social, de lo cotidiano, de lo que quiere la mayoría en cada momento. Tendremos que esperar a mayo de 2019 para cambiar la correlación de fuerzas en el Pleno y gobernar escuchando a la ciudadanía en vez de asumir que sabemos lo que opina sobre cualquier tema, incluidos aquellos que no están en los programas electorales de los partidos.

Mientras tanto Ganemos Palencia seguirá profundizando en la transparencia y en la participación ciudadana porque consideramos que es la forma que la gente conozca qué es posible hacer y cuáles son los límites de la política municipal. Pero también mostrar que es necesario que la gente se involucre en la política para conseguir mejorar las cosas, sobre todo en una ciudad como la nuestra, con un gran problema de despoblación y de falta de proyectos de futuro para las y los jóvenes.

Este debate llevado a cabo adecuadamente podría haber sido muy positivo, añadiendo calidad democrática a las acciones que se vayan a realizar en el futuro, además de suponer para el partido popular un mecanismo para rendir cuentas ante la ciudadanía.

 

Pero el Alcalde de Palencia ha tenido miedo, no ha querido hacer un debate profundo sobre cómo está gobernando la ciudad, ni involucrar a nadie más que a la corporación en la celebración del mismo, tanto es así que quiere celebrarlo en un pleno ordinario, con muchos asuntos en el orden del día, incumpliendo su compromiso verbal una vez más y en el mes de julio, aprovechando que mucha gente está de vacaciones. Anteriormente quiso celebrarlo en el mes de mayo avisando con tres días de antelación y le salió el tiro por la culata.

Así no Alcalde, así no. El miedo dirige la política municipal desde un despacho y así no se puede gobernar y sacar adelante un proyecto de ciudad. Hacen falta ganas de debatir en profundidad, confianza en la propuesta política a llevar a cabo y seguridad de tener un equipo de gobierno a la altura de lo que Palencia necesita.