El artículo 15.1 de la Ley de la Memoria Histórica, relativo a símbolos y monumentos públicos, dice textualmente que:

1. Las Administraciones públicas, en el ejercicio de sus competencias, tomarán las medidas oportunas para la retirada de escudos, insignias, placas y otros objetos o menciones conmemorativas de exaltación, personal o colectiva, de la sublevación militar, de la Guerra Civil y de la represión de la Dictadura.

 

El pasado 2 de febrero de 2017 el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León, desestimaba el recurso de apelación interpuesto por el Ayuntamiento, contra la sentencia dictada el 15 de abril de 2016 por el Juzgado de lo Contenciosos Administrativo nº 1 de Palencia que condenaba al Ayuntamiento de Palencia a “la retirada de los símbolos franquistas de las vías públicas y del callejero de la ciudad”.

Dicha sentencia no recoge la Calle Federico Mayo debido a un defecto de omisión de esta calle en la moción presentada por Juan A. Gascón Sorribas en diciembre de 2014, Concejal del Ayuntamiento entonces por el grupo municipal de Izquierda Unida.

Federico Mayo fue Capitán del Arma de Ingenieros del cuartel del General Franco durante la Guerra Civil. En la necrológica que hace el ABC de 1954 dice: “Al terminar la Guerra Civil, en la que tomó parte activa hasta la total aniquilación del marxismo, ante el tremendo problema de la escasez de casas, se creo el Instituto Nacional de la Vivienda y el Sr. Mayo le fue confiada la dirección de este organismo.” (En Palencia son cientos de viviendas que tienen la placa fascista del citado Instituto y que serán retiradas para cumplir la sentencia). Procurador en las Cortes durante el franquismo, nato por su condición de Consejero Nacional en la I Legislatura de las Cortes Españolas, representante de la Organización Sindical de la dictadura como Jefe de la Obra Sindical del Hogar, fue presidente del Consejo Superior de Cámaras de la Propiedad Urbana.

En la pasada Comisión Informativa de Cultura, celebrada el 13 de Marzo de 2017, se dictaminó favorablemente y por unanimidad el cambio de calles que contemplaba la sentencia que nos ocupa. Tras solicitar el vocal de Ganemos en la Comisión de Cultura que se incluyera también el cambio de denominación de la Calle Federico Mayo, la presidenta respondió: “que no, que el cambio se va a concretar solamente a las calles a las que se refiere la sentencia, con independencia de iniciar un nuevo procedimiento de cambio de calles”

Con la intención de no volver a repetir todo el proceso judicial que finalmente ha supuesto, como no podía ser de otra forma, el cumplimiento de la Ley de Memoria Histórica por parte del Ayuntamiento de Palencia y la retirada de los símbolos franquistas de las vías públicas y del callejero de la ciudad, el grupo municipal Ganemos Palencia propone al Pleno el siguiente ACUERDO:

1º.- Aprovechando el inicio de los trámites para el cambio de nombres de las calles afectadas por la sentencia que condena al Ayuntamiento a cumplir con la Ley de Memoria Histórica, se proceda también a renombrar a la Calle Federico Mayo, sita en el Barrio San Antonio.