Desde la plataforma ciudadana Ganemos Palencia creen que se carece de un análisis previo que lo justifique y de alternativas al servicio que se venía prestando.

El miércoles 12 de febrero la comisión de Desarrollo Económico ha aprobado el cierre de la Oficina Municipal del Consumidor. Desde el grupo Ganemos Palencia hemos tenido conocimiento de que los registros de la actividad de la oficina no se han hecho públicos y no se ha permitido su fiscalización por parte de los diferentes gobiernos municipales, hecho que ha venido arrastrándose hasta darse la situación actual, resultando un servicio opaco por la falta de datos.

Por la información que nos ha llegado, los plazos de resolución de las reclamaciones deberían ser de 3 meses como máximo, sin embargo, los plazos de la Oficina de Consumo de Palencia se dilataban en el tiempo hasta 6 meses y no se han tomado ejemplos de buenas prácticas ni se ha formado debidamente al personal ni se ha intentado reforzar el servicio tal y como se prometió por el alcalde y como pidieron las dos trabajadoras del servicio que ahora serán derivadas a otros destinos. Además, tampoco se difundía ni se daba publicidad a este servicio desde sus inicios, al contrario que en otras oficinas municipales.

Ahora se pretende, aunque no se ha aclarado, que el servicio se derive a las asociaciones, mediante un convenio o vía subvención por muy poco dinero, o al servicio de Consumo de la Junta de Castilla y León.

Desde Ganemos Palencia creemos que debe seguir prestándose este servicio de forma municipal de modo que continúe siendo un servicio público.

 

 

X