El Ayuntamiento de Palencia anuncio en rueda de prensa en enero de 2016, como orientar la Estrategia DUSI para potenciar la movilidad urbana y la eficiencia energética, fomentando el uso de la bicicleta, mejoras en el carril bici, préstamo de bicicletas, incremento de los puntos de recarga de vehículos eléctricos o cambio de autobuses de la flota municipal por vehículos híbridos.

¿Que quedaron de esas buenas intenciones, así como de la puesta en valor del entorno del Río Carrión o un plan de rehabilitación urbana? ¿Dónde ha ido el proyecto de regeneración económica de los barrios más desfavorecidos para la implantación de comercios y empresas o la regeneración de los entornos de viviendas sociales?

Finalmente, todo aquello se redujo a palabras… es lo que se deduce de los proyectos presentados hasta ahora, como renovación del parque de Jardinillos, o pintado del puente de Hierro. Mientras que el Plan de Movilidad Ciclista ha quedado guardado en un cajón y nunca más se supo.

Van a utilizar unos fondos europeos para necesidades de la ciudad, que llevan esperando años y se deberían ejecutar con fondos ordinarios.

 

Recordamos al equipo de gobierno que los fondos europeos son una oportunidad única de generar empleo y riqueza en la sociedad que no deberíamos desaprovechar, fomentando líneas de actuación que reduzcan la huella de carbono, promoviendo una mejora del transporte público y actuaciones de eficiencia energética interviniendo directamente en zonas de exclusión social, mejorando y rehabilitando los espacios públicos. ¿Realmente creen que únicamente construyendo una cancha de baloncesto se solucionan los problemas de Francisco Vighi?

El PP no entiende que se ha terminado el tiempo de usar dinero europeo en obras faraónicas y del hormigonado a manta, de emplear los fondos en construir edificios para no darles apenas uso, como el Efides.

 

Ganemos Palencia considera que los fondos europeos son una oportunidad para trabajar hacia una ciudad más cohesionada socialmente, más sostenible, moderna y que ponga los recursos públicos al servicio de las personas.

Analizando la ciudad se ve como la población disminuye y envejece porque la gente joven no encuentra oportunidades y se ve obligada a marchar, a pesar de ello hay una elevada tasa de desempleo y precariedad. Tenemos una ciudad con deficiencias en accesibilidad, falta de eficiencia energética y con un parque de vehículos municipal obsoleto y contaminante.

La Estrategia DUSI debería promover la inclusión social, luchar contra la pobreza y cualquier forma de discriminación.

 

Para nuestro grupo, la ampliación del Parque Municipal de viviendas y la regeneración en los barrios con criterios de eficiencia energética deben ser una prioridad.

Al hilo de esto último, vemos muy necesario implementar medidas políticas para luchar contra los problemas de vivienda. El Ayuntamiento debe dar respuesta a las personas y familias con necesidad de vivienda, bien en alquiler o bien en propiedad, y estas medidas deben ser fruto de un consenso vecinal, social y político para que sean eficaces.

Algunas de las medidas que proponemos desde Ganemos son:

1) Elaborar un censo de viviendas vacías con expresión de su titularidad pública o privada y situación legal.

2) Poner en marcha medidas para evitar inmuebles vacíos, especialmente en el caso de aquellos en propiedad de la SAREB.

3) Analizar la situación actual de todas las viviendas municipales, con especial atención al parque de viviendas municipal destinado a alquileres asequibles.

4) Formulas para incrementar la oferta de viviendas en alquiler,

Aquí tenemos diversos ejemplos implementados por otros ayuntamientos, que se podrían aplicar en nuestra ciudad:

– Benejúzar (Alicante) ha invertido en reparación de viviendas sociales abandonadas y en mal estado 38.000 euros.

– En Castilla y León esta AES “Asociación de Empresas por la Sostenibilidad” ofrece un conjunto de 75 medidas a los ayuntamientos para rehabilitar integralmente sus viviendas deterioradas, modernizándolas y dotándolas de eficiencia energética. Esa puede ser una buena alternativa frente a construcción de nuevos edificios, teniendo en cuenta la cantidad que hay vacios.

– Sanlúcar (Cadiz) ha planteado construir viviendas sociales de protección pública por un lado y por otro, llegar a acuerdos con las entidades bancarias propietarias de viviendas vacías para -mediante alquileres sociales y con aval del Ayuntamiento- se pongan a disposición de los demandantes este tipo de viviendas. Es decir dos medidas complementarias para paliar el déficit de pisos de protección pública.

– Santa Coloma (Barcelona) ha establecido un acuerdo con “Catalunya Banco” de colaboración para facilitar el acceso a una vivienda digna y sostenible, por el cual la entidad bancaria pone a disposición del Ayuntamiento 13 viviendas preparadas para destinar a alquiler social. Este convenio no supone ningún coste para el Ayuntamiento ni para la ciudadanía. También ha creado un plan de acción contra el mal uso de las viviendas por el cual exige a las entidades bancarias que sus pisos vacíos pasen a formar parte de la bolsa social de vivienda, obligando a los bancos y cajas a impulsar alquiler social o bien venta a precios ajustados. Otra medida de este pueblo catalán con una población algo superior a Palencia, es un convenio con Cáritas por el cual se ofrece una oficina de asesoramiento y apoyo a familias en riesgo de desahucio.

– Córdoba: ha invertido el Ayuntamiento 36.0000 € de fondos propios para construir o rehabilitar seis viviendas sociales de titularidad municipal.

– Pamplona, Tudela y otros municipios de Navarra tienen un programa de alquiler de viviendas sociales municipales para las personas que no disponen de recursos suficientes y esto les impide el acceso a alquiler de vivienda en el mercado libre. Son alquileres de unos 100 € de media (varían en función del número de dormitorios siendo de 64 € para viviendas de una habitación y de 135 € para las de 3 o más).

– Madrid, a través de la Empresa Municipal de Vivienda y Suelo que es una Sociedad Anónima con capital 100% Municipal y cuyo consejo de administración está formado por todos los grupos políticos con representación municipal, ha desarrollado el programa de alquiler de viviendas de propiedad municipal y el programa Alquila Madrid que media entre personas que necesitan una vivienda y aquellas que la poseen y quieren arrendarla, prestándoles asesoramiento profesional y aportándoles garantías.

Las políticas de estas diferentes ciudades, en materia de vivienda, son tan solo un ejemplo de las diferentes modalidades que hay para facilitar el acceso a alquiler digno. Esperamos que el equipo de gobierno entre en razón y deje de cerrarse en banda a estas propuestas, recogidas de las preocupaciones de colectivos sociales. La Estrategia DUSI es una buena oportunidad.

Otras ideas que propusimos para estos fondos son el desmantelamiento de las tuberías de amianto en el barrio del Ave María y en otras zonas de la ciudad, rehabilitación del edificio de Huérfanos Ferroviarios, y un plan integral para los bloques de viviendas de Francisco Vighi, ambos proyectos se pueden consultar aquí.