Ganemos entiende la reivindicación histórica del barrio Pan y Guindas, de hecho el interés público tanto de construir un centro de salud como de conseguir el edificio de la Alcoholera deben primar sobre el interés privado de un propietario anónimo. La adquisición de la Alcoholera es muy importante pero no debe ser a cualquier precio, ni beneficiando a un particular. La solución de realizar una permuta del solar donde iba a ir el centro de salud que se traslada al centro del barrio, a una parcela con insuficiente tamaño y mal comunicada no parece la forma de lograr una reivindicación histórica del movimiento vecinal y también de esta plataforma ciudadana, pues el interés general de Ganemos es el de la defensa de la sanidad pública.

Era mucho más adecuado el solar inicialmente proyectado. Con el traslado del centro de salud a este pequeño solar se están poniendo muchas trabas para la futura construcción, por no decir que lo hacen imposible. La Junta de Castilla y León tiene las excusas perfectas para no construir el centro de salud en el nuevo solar, al aprobar este proyecto se le está poniendo en bandeja a la Junta de Castilla y León el no llevarlo a cabo, máxime por situarse el nuevo solar en zona de policía de la Confederación Hidrográfica del Duero, otra dificultad añadida.

Ganemos presentó alegaciones a la aprobación del Plan General para modificar el barrio Pan y Guindas en junio de 2018. Algo que viene desde entonces no se puede traer de urgencia sin apenas debate ni estudio para analizar bien las modificaciones, que para el grupo son sustanciales.
En el anterior Pleno donde se debatió este tema mediante una aprobación inicial del documento, Ganemos votó abstención esperando a que se tuvieran en cuenta las alegaciones pero no fue así. De las alegaciones presentadas solo se ha tenido en cuenta un error de cálculo en la edificabilidad del solar donde en un futuro irá el centro de salud. Sin embargo, se subsana este error sin volver a la situación de partida, sin volver a la aprobación inicial, lo que genera muchas dudas.

El error de cálculo era que la permuta por el solar donde iba el centro de salud no cumplía los 2.500 metros cuadrados que es la superficie mínima para que la Junta de Castilla y León pueda construir un equipamiento sanitario. Se hace esta alegación y entonces la respuesta  por parte del Ayuntamiento es incrementar la edificabilidad de la parcela para que llegue a .2586 metros cuadrados, es decir se modifica con una aprobación definitiva sin pasar previamente por una aprobación inicial, porque no se entiende por un cambio sustancial. Creemos que no puede modificarse una ordenanza sino que se debería corregir. Ganemos considera esto un cambio muy sustancial que debe ser objeto de una aprobación inicial

Otra de las alegaciones era el desacuerdo con abrir una vía de coexistencia por mitad del barrio, porque una vez abierta dicha vía es susceptible de introducir tráfico, algo con lo que el vecindario está totalmente en contra.

Sobre los aspectos técnicos, las transferencias de aprovechamientos lucrativos en suelo urbano consolidado no cambian a pesar de la modificación de la Ley de Urbanismo. La ley dice que no es posible en «actuaciones aisladas de normalización», término que por cierto no se menciona en ninguno de las más de 300 hojas del proyecto; en vez de eso, se habla de “unidades de gestión” o de “modificaciones del Plan General”. Es un error de terminología que nos parece muy importante.

Otro aspecto destacado es que la adquisición de la Alcoholera no es a coste cero, va a haber un coste de adquisición, de 300.000 € de momento, debido a los encargos del trabajo y también a la urbanización para abrir dicha vía de coexistencia. Para Ganemos todo esto se considera gastos de adquisición.

La sensación es que se ha modificado el PGOU no para adquirir la Alcoholera sino para favorecer a un propietario que por cierto aún no sabemos quién es (¿es un particular o quizás un fondo buitre el titular detrás de la SAREB, que tan sólo figura en la hipoteca?) pero en definitiva la sospecha es que parece buscarse beneficiar a un propietario particular en vez de primar el interés general del barrio que es conseguir la Alcoholera sí, pero también construir un centro de salud. Tanto adquirir el edificio de la Alcoholera como tener un centro de salud en Pan y Guindas tienen que ser compatibles, máxime teniendo en cuenta que el centro de Eras del Bosque está colapsado. Y con el actual proyecto, que tiene bastantes irregularidades, no va a lograrse.

Todo lo anteriormente expuesto son los motivos por los que el voto ha sido en contra.

X